¿Se pueden entrenar las cualidades personales para el éxito vital?